Neumonía atípica

¿Qué es la neumonía atípica?
Es una enfermedad respiratoria infecciosa aguda causada por microorganismos difíciles de detectar por medio de cultivos microbiológicos convencionales o pruebas inmunológicas y provoca un cuadro clínico distinto o “atípico” con signos y síntomas diferentes a la neumonía clásica adquirida en la comunidad.
¿Qué gérmenes causan neumonía atípica?
Los microorganismos asociados a la neumonía atípica son los siguientes:

  • Mycoplasma pneumoniae
  • Chlamydia (chlamydophila) pneumoniae
  • Legionella pneumophila
¿Cómo se transmiten los gérmenes causantes de neumonía atípica?
Se adquiere de una persona infectada a través del contacto con secreciones respiratorias, la enfermedad se puede presentar después de un periodo de incubación de 1 a 3 semanas.

La transmisión ocurre durante todo el año con predominio en los meses de primavera, verano y otoño.
¿Qué síntomas da la neumonía atípica?
El cuadro clínico puede variar dependiendo del agente infeccioso. Comúnmente, la neumonía atípica se presenta de inicio como un síndrome gripal agudo, con dolor de garganta, secreción nasal y en ocasiones dolor de oído o dolor en senos nasales (sinusitis).

Puede progresar con tos seca o con expectoración (flema), que se caracteriza por ser incesante, persistente y debilitante. Puede agregarse fiebre con escalofríos, fatiga y dolor en las articulaciones.

En algunos pacientes se pueden presentar complicaciones como derrame pleural (líquido anormal dentro del tórax), inflamación pleurítica (dolor torácico intenso) o coinfección con otras bacterias y formación de abscesos pulmonares así como extensión de la infección a otros órganos y sistemas del cuerpo.
¿Qué personas están en riesgo de padecer neumonía atípica?
La neumonía atípica puede ocurrir en tanto en niños como en jóvenes, adultos y ancianos. Aquellas personas debilitadas se su sistema inmune o que trabajan o viven en lugares confinados pueden tener mayor riesgo.

En el caso de Legionella pneumophila, se han descrito brotes epidémicos de legionelosis o enfermedad de los legionarios por exposición a agua o hielo contaminados. La bacteria puede estar presente en aspersores (nebulizadores, humidificadores), rociadores, mangueras, hidromasajes, baños sauna, climas y otros sistemas de refrigeración por tiempo indefinido.
¿Cómo se pueden detectar las bacterias causantes de neumonía atípica?
En laboratorios Dr. Moreira contamos con pruebas moleculares a base de amplificación de ácidos nucleicos para detectar el ADN de las bacterias con el método de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), el cual tiene un desempeño superior a las pruebas inmunológicas o el cultivo. Contamos también con pruebas para descartar ésta enfermedad o diferenciarla de la neumonía clásica (adquirida en la comunidad).
¿Cómo se trata la neumonía atípica?
Además de las medidas generales y sintomáticas para controlar las molestias, es necesario que un médico indique un esquema de antibiótico para controlar la infección, evitar complicaciones y prevenir el contagio a más personas. Es de suma importancia que los esquemas de antibiótico se sigan al pie de la letra y se tome la dosis completa durante el total de días indicados para evitar recaídas, reinfecciones o resistencia bacteriana.
¿Cómo se puede prevenir la neumonía atípica?
No existe vacunación para las bacterias causantes de la neumonía atípica, por lo que se recomienda no fumar, no tener contacto con personas con sospecha de neumonía, llevar un estilo de vida saludable y una nutrición adecuada.

¿Dudas o preguntas? Escríbenos

Conoce donde se procesan los estudios



Primer Laboratorio Acreditado conforme a ISO 15189 por UKAS (United Kingdom Accreditation Service), bajo la anuencia de EMA (Entidad Mexicana de Acreditación, A.C.)